Moverse por Rusia  
 

 

 

LLEGAR Y DESPLAZARSE POR RUSIA EN AVIÓN


 

El avión es la forma más común (y lógica) para llegar y moverse por Rusia, debido al tamaño del país y la falta de infraestructura.

Hay muchas compañias internacionales que vuelan a Moscú y San Petesburgo. Si lo que queremos es desplazarnos por el interior del país, tendremos más de 100 aerolíneas regionales que operan, aunque la más importante aerolínea rusa es Aeroflot (http://www.aeroflot.com).

Moscú cuenta con varios aeropuertos: el más importante es el de Sheremetyevo (http://svo.aero/en/) a 29 km, comunicado con centro por tren y autobús (unos 20 minutos). Otro aeropuerto moscovita es el de Domodédovo (www.domodedovo.ru) a 34 km (comunicado con la ciudad a través de trenes aeroexpress y autobuses públicos).

El aeropuerto de San Petesburgo es el de Pulkovo (www.pulkovoairport.ru/eng). Está a 17 kms, comunicado con la ciudad a través de autobuses públicos (nº 13 y 39), y autobuses de Airport Express.

 

 

DESPLAZARSE POR RUSIA EN TREN Y AUTOBÚS



Se puede llegar en tren desde Europa a Moscú, a través de las conexiones con las antiguas capitales del ámbito soviético (Berlín, Varsovia, Praga, Budapest, Tallin, etc). Los trenes suelen ser lentos y viejos, pero funcionan.
El tren es un medio popular (por ser económico) para viajar por el interior de Rusia. Hay trenes continuos entre San Petesburgo y Moscú desde 500 rublos (los más baratos). Para los trayectos largos (inter-regionales), se debe reservar el billete con antelación (presentando los pasaportes, visados, y documentos necesarios). Se recomienda a los turistas extranjeros, pagar algo más y comprar un billete en compartimento "Kupeyny" (coupé), de cuatro camas, más cómodo y más privado. Además no se deben dejar cosas de valor en los compartimentos. Los niños pequeños viajan gratis y de 5-9 años, pagan mitad.

Información de trenes en Rusia: http://eng.rzd.ru/ y http://poezda.net

Llegar a Rusia en Autobús puede ser una buena idea si se viaja desde algún país Báltico hacia San Petesburgo (hay autobuses Eurolines, por ejemplo desde Riga y Tallin). Sin embargo, moverse en autobús por el interior de Rusia, no es una gran idea (debido al mal estado de las carreteras y la baja calidad del servicio). A veces es, sin embargo, la única forma de llegar a las zonas remotas de Rusia.

La tercera alternativa es alquilar un coche con conductor local. Es una práctica extendida y no demasiado cara, que proporcionan incluso las grandes compañias de alquiler de coches (Avis, Europcar, Hertz, etc).


 

MOVERSE EN LAS CIUDADES RUSAS


 

Moscú, San Petesburgo, tienen metro. El metro de Moscú, con sus 11 líneas y de casi 160 estaciones, es una ciudad subterránea y una atracción por si misma con sus estatuas y pinturas del periodo comunista. Pida en la ventanilla un mapa (en Inglés) para poder entender el nombre de las estaciones.

El trasporte público funciona bien en Rusia: el sistema de autobuses, trolebuses y tranvías está anticuado, pero eficiente y cuesta poco. Si en la ciudad encontramos los viejos tranvías soviéticos, nos servirán muy bien para evitar el tráfico y observar el movimiento de las ciudades.

Los taxis son también una buena alternativa, porque no son caros (en relación con otros países europeos). Hay taxis oficiales y clandestinos, pudiéndose parar con la mano o buscar una parada de taxi. En general no llevan taxímetro y se debe que establecer el precio antes de salir, si no se quiere luego tener problemas. Otra opción es pedir en el hotel que te reserven uno por teléfono.