Gastronomía Belga    
 


La gastronomía Belga ha sabido conservar su tradición y, al mismo tiempo, convertirse en uno de los hitos de la cocina moderna. Muchos de los mejores restaurantes y cocineros del mundo están en Bélgica. Pensemos que solo Bruselas, hay más restaurantes con estrellas "michellin" que en París (aunque la culpa de ello tengan los parlamentarios y ejército de funcionarios de la Unión Europea).

Los ingredientes típicos de la cocina belga son los de temporada y los que se encuentran en cada región (pescados y mariscos en la costa, setas, caza y carne en las Ardenas).


¿DÓNDE COMER EN BÉLGICA?



En Bélgica no es difícil encontrar un buen restaurante. Desde el pasado, se conoce a los belgas como "gourmands", a los que les gusta comer mucho y bien. Las raciones son generalmente grandes y, por tanto, un plato único suele ser suficiente (por ejemplo el plato del dia, "el plat du jour" o "dagschote").

Si se quiere ahorrar o no se tiene mucho hambre, en Bélgica es muy típico comer algo en los puestos ambulantes donde venden arenques, jamón, queso, salchichas y patatas fritas en cucuruchos.

Hay que acordarse, además, de que en este país se come y se cena mucho más temprano que en el sur de Europa (el almuerzo partir de las 12:30, y la cena desde las 19:00).



PLATOS TÍPICOS DE LA GASTRONOMÍA BELGA


 

Los platos típicos belgas, que no te debes perder, son los siguientes:

 

 

  • ENTRANTES Y SOPAS BELGAS


- Waterzooi - A medio camino entre un estofado y una sopa muy cremosa, es uno de los platos nacionales belgas (o mejor dicho flamenco).Puede ser de pescado (viszooitje) o de pollo (kippenwaterzooi), y contiene patata, puerros, zanahoria, nata, mantequilla, etc.

- Asperges op z’n Vlaams - Espárragos cocidos, servidos con huevos duros picados, una salsa a base de mantequilla derretida y a veces con quisquillas y perejil picado.

- Garnaalkroketten - O "croquettes aux crevettes" en francés, son croquetas de quisquillas servidas con perejil frito.

 

  • PLATOS TÍPICOS DE CARNE O PESCADO

 

- Konijn met pruimen - Conejo con salsa de cerveza y ciruelas.

- Stoofvlees - Ragout, goulash o, simplemente estofado de ternera, versión belga, con base de mostaza y cerveza. Servido, a menudo, con patatas fritas.

- Hutsepot - Estofado de patata y zanahoria, al que se le añade una carne (por ejemplo unas costillas o una salchicha).

- Paling in’t groen - Anguilas en una salsa verde de espinacas. Se sirven calientes o frias con una buena ración de patatas fritas.

- Boudin blanc et noir - Embutidos variados (típico en Bruselas y Lieja)

 

  • OTRAS ESPECIALIDADES BELGAS

 

- Mosselen met frieten (moules-frites en francés)- No nos podemos ir de Bélgica sin probar los mejillones al vapor, con patatas fritas y una buena cerveza.

- Stoemp - El puré de patata mezclado con otras verduras tipo zanahoria, guisantes, puerro, espinacas. Acompaña a cualquier plato de carne o pescado (también en Holanda).

- Witloof in de oven - Endivias, en bechamel, envueltas en jamón y queso gratinado.

- Patatas fritas - Aunque los ingleses las llamen "french-fried potatoes", los belgas son los verdaderos descubridores de esta delicia culinaria.

- Quesos belgas - Bélgica cuenta con más de ochenta variedades de queso. Entre ellos podemos nombrar Passendale, Postel, Wynendale, Loo, Oud-Brugge…

 

  • POSTRES BELGAS


- Chocolates y bombones belgas - Los belgas, al igual que los los suizos, se disputan el título de mejores fabricantes de chocolates del mundo. El secreto belga es no utilizar grasas vegetales: solo cacao o manteca de cacao.

- Galletas belgas - Las más características son las llamadas "Speculoos", típicas de navidad. Están hechas con muy poca levadura química, azúcar de caña y especias tipo canela, cardamón, nuez moscada, clavo, etc.

- Gofres - Existen variedades regionales de este producto, de origen belga, difundido en todo el mundo.

- Budín de pan - La masa de este budín se hace con las sobras de pan duro, mezclado con leche, huevo, miel, mantequilla, canela...

 

  • BEBER

 

- Cervezas Belgas - Si eres un apasionado de la cerveza, en Bélgica no te vas a aburrir. Hay más de 600 variedades de malta, trigo (por ejemplo la "Hoegaarden"), con aromas de fruta (como la "Lambic de cerezas"), café. Las más famosas, son las cervezas fabricadas por los monjes de las abadías (cervezas de abadía): por ejemplo la "Leffe" (quizá la mejor cerveza del mundo), la "Grimbergen", o las procedentes de monjes trapenses como la "Chimay" o la "Orval".
Otras cervezas más populares, no tan sofisticadas, pero igualmente de alta calidad son la "Jupiler", la "Maes" y, sobre todo la "Stella Artois".

- Ginebra - Con métodos tradicionales que datan de 1880, la ginebra belga tiene fama internacional. Hay muchísimas variedades, con sabor a hierbas, eneldo, frutas o incluso chocolate.