Tradiciones italianas  
 

 

La sociedad italiana está llena de estereotipos, que en cierta medida son ciertos:

 

- Forma de vestir siempre a la moda (tanto hombres como mujeres).

- Los italianos son sociables, les encanta conversar y gesticular.

- La pasión de los italianos es el Fútbol, los coches deportivos y las mujeres (en este orden).

- Son amantes de Italia, la comida italiana, el vino italiano, la música italiana y todo lo italiano.

- Muy ligados a la familia ("la mama" es institución italiana más importante).

 

Sin embargo no todo es tan simple: existe una verdadera ruptura social norte-sur. Al norte los italianos son formales, ordenados y buenos negociadores; al sur simpáticos, pero indisciplinados y "mafiosos". La ruptura es tal, que en el norte se han creado partidos independentistas como la "Liga norte" y, raramente un ciudadano del Pádova va de vacaciones a Nápoles, por ejemplo.

 

  • Presentaciones.  Los hombres se dan la mano y a las mujeres, informalmente dos besos. En el sur también es común que los hombres se besen si pertenecen a "la familia".
  • Actividades y ocio.  En verano se organizan gran variedad de actividades culturales, opera/teatro al abierto, espectáculos en arena (coliseos), conciertos de jazz en el casco antiguo, etc. Merece la pena echar un vistazo al programa de cada ciudad, porque muchas veces son gratuitos. Para jóvenes también hay discotecas (generalmente de pago) terrazas, y bares para todos los gustos. Se sale sobre las 10-11 de la noche hasta que dure la fiesta... es decir, hasta la 1 o 2 de la madrugada.
  • Fiestas privadas. No hay mucho que comentar en este aspecto. Se sigue el protocolo de otros países del sur. Si la fiesta es formal (eres invitado por un director de empresa por ejemplo), estará bien visto si se trae un regalo... en tal caso recomendamos un buen vino, o un producto alimentario típico.
  • En la comida. La pasta debe comerse sin cortar los espagueti, enrollándolos delicadamente en el tenedor hasta una cantidad que quepa en la boca. Cuidado con no mancharse la camisa de tomate. En cuanto a la pizza, se come tranquilamente con las manos (si la pizza es mala y no se sostiene, dobla las porciones haciéndote pequeños bocadillos).
  • Citas. Los italianos tienen una merecida fama de ligones. Después de repetir 10-20 veces las palabras "bella", "bellissima", el sujeto irá directamente al concreto. Los hombre se mueven en una doble moralidad, presumiendo de haber tenido muchas "ragazzas", pero a la suya no la ha tocado nadie. Por eso una mujer debería plantearse en que lado quiere estar cuando se cita con un italiano (las italianas conocen muy bien este juego).
  • Temas tabú. Personalmente no conozco temas tabú para los italianos. Si sacas el tema de fútbol o política, posiblemente te arrepientas de haber empezado a hablar. Al sur de Italia, en familias tradicionales, la homosexualidad está muy mal vista. 
  • Costumbres tradicionales. Hasta hace poco tiempo, en los pueblos del sur de Italia, las mujeres no se bañaban en la playa (y mucho menos se ponían un bikini). Actualmente están aceptados los trajes de baño y el topless en las playas. En las visitas a las iglesias se debe vestir la ropa adecuada, especialmente en el Vaticano, no llevar minifaldas ni prendas provocadoras. 
  • Propinas. La mayoría de los restaurantes cobran por anticipado, un servicio "coperto" de 1 a 4 euros por persona. Así que se si no eres san Francisco de Asis, puedes ahorrarte la propina.
  • En los negocios. Primera regla en oficina y negocios en Italia es vestir perfecto. Un buen corte en el traje, zapatos limpios, etc. Lo habitual es darse un apretón de manos y presentarse. Les encanta presentarse y que les llamen por su título: Ingegnere Motti, Doctor Motetti, etc. Las negociaciones suelen llevarse a cabo de forma distendida, pero cuidado!!!, los italianos son probablemente los mejores (o peores, según se vea) negociadores del mundo.