Comida frances    

 

 

Existen muchos estereotipos sobre la sociedad británica... algunos de ellos bastante realistas.

 

- Puntuales hasta extremos ridículos. Siempre con prisa.

- Fríos y reservados, pero políticamente correctos.

- Humor Inglés, auto-crítico, ácido, cruel, en el que incluso un insulto, se hace de forma educada.

- Visión del mundo, la historia, la cultura como el paradigma "Islas británicas"- resto del mundo. 

- Escoceses amables, brutos, mas tacaños si es posible.

 

La verdad, es que la sociedad británica ha cambiado mucho desde el último James Bond. La figura de gentelman inglés es cada vez más rara en Gran Bretaña. El cambio seguramente, se produjo como causa de los recortes educativos de Margaret Thatcher: los jóvenes ingleses han dejado de ser educados, trabajadores, pero se han vuelto más sociables (easy going) y les encanta la diversión. La estadísticas de abandono de estudios, adolescentes embarazadas, etc., son las peores de Europa.

 

  • Presentaciones.  Al inglés tradicional le gusta mantener las distancias. Te presentas con un "Hello, my name is...", apretón de manos calculado, "please to meet you", y te pones hablar del tiempo.
  • Ocio.  Les encanta el fútbol, cricket y rugby. Cuando hay partidos se llenan los bares (pubs). Allí los ingleses se transforman, beben y descargan la tensión hasta las 11:00 que suena la tercera campanada (por ley están obligados a cerrar). Dependiendo de la edad y la clase social, los ingleses tienen otras muchas aficiones como las carreras de caballo, el golf, el bingo, etc. 
  • Eventos culturales. Ciudades como Londres, Edimburgo, Manchester tienen una gran actividad cultural. En ellas se puede oír a los mejores jazzistas, asistir a una premier mundial en el Albert Hall, o visitar las ultimas novedades en pintura contemporánea en las galerías de Londres. Para no perderte nada, debes consultar el "Time Out".
  • Fiestas privadas. Si un inglés te invita a su casa, deberías traer algún detallito. Puede ser, dependiendo de la ocasión podría ser unas flores, unos pasteles, un regalo para el niño, o una botella de vino.
  • Citas. Los ingleses son puntuales (y si tu no lo eres, provocarás irritación). La puntualidad es casi una cuestión de honor, un inglés llegará 5 minutos antes de lo pactado para no retrasarse. 
  • Costumbres y tradición. Muchos ingleses siguen todavía haciendo "la hora del té": un "break" sobre las 5:00 para tomarse un té y unas pastas o galletas. Un buen momento para romper la monotonía y hablar un poco. 
  • Propinas. Muchos los hoteles y restaurantes ya añaden entre un 10% en concepto de servicios a la factura final. En caso de que el cliente no esté contento, puede pedir la devolución de dicho servicio justificando la razón.
  • En oficina. En la "city" (ciudad financiera en Londres), existe un variedad cosmopolita tal, que nadie mira ni se extraña de nada. Sin embargo, la norma general son los trajes de corte estilo ingles, elegantes, con algún elemento informal que les saque de la rutina... un pañuelo verde, una corbata con chillona, un piercing. 
  • En los negocios. En muchos países no necesitas conocer el idioma para hacer negocios: en Inglaterra si, debes hablar un inglés fluido y "nice". En caso contrario, búscate un intermediario inglés que te represente. Se debe concertar las citas con anterioridad y cuidar mucho la presentación de la firma y del producto (lo que en Europa del sur no es tan determinante).